24 de abril de 2019

Cómo evitar los antojos que te hacen engordar

Cómo evitar los antojos


Muchas personas tienen sobrepeso porque han sido incapaces de resistir comer bocadillos y tentempiés. Y es que las ansias por ingerir algún alimento, aunque sepamos que hace daño a nuestra salud, nos acorralan y nos conducen a consumir eso que nos traerá sobrepeso o algún otro perjuicio a nuestro cuerpo. 

A fin de resistir las ganas por  pastelillos u otros alimentos engordadores, muestro aquí estrategias respecto a cómo evitar los antojos que producen sobrepeso.

Como palabras de consuelo, quiero decirte que no solo tú padeces esos deseos irresistibles por ingerir bocadillos dañinos o altos en calorías.


A mis hijas les sucede.

A mi me pasa, y muy seguido.

¿Cómo controlo esas ansias por los bocadillos? Quédate aquí y te lo cuento de manera detallada.

Pero si llevas prisa, resumo las maneras de cómo evitar los antojos:

Los deseos por comer bocadillos irresistibles desaparecen si la persona desvía el antojo, platicando con alguien, hablando por teléfono; o engaña al antojo, comiendo zanahorias u otro tubérculo; o enfrenta el antojo con otros pensamientos más fuertes que derriben las ansias de comer; o calma el antojo, bebiendo un vaso de agua helada.



Cómo evitar los antojos



Los trucos eficaces respecto a cómo evitar los antojos:

  • La regla de los cinco minutos
  • Táctica de la confrontación
  • Engañar al antojo
  • La táctica del vaso de agua
  • Beber agua helada


La regla de los cinco minutos


El deseo por comer algo dulce, salado o frito no dura todo el día, vaya, ni siquiera 1 hora. Este abarca solo 5 minutos. Si leíste bien: solo 5 minutos duran las ganas por comer algún bocadillo irresistible.

De modo que si en ese lapso no sucumbimos ante el antojo, habremos ganado la batalla por esa vez.

¿Pero cómo evitar los antojos, durante ese tiempo?

Para no rendirse ante los antojos puedes hacer lo siguiente:

  • Distraerte mediante la lectura
  • Distraerte, hablando por teléfono
  • Charlar con alguien.
Normalmente el deseo por los antojos desaparece, pero si aún así persiste todavía quedan otras alternativas, y son las que veremos enseguida.



Táctica de la confrontación


Se trata de confrontar el deseo por los bocadillos, con nuestro autodominio.  Debemos de alejar las ganas por algún alimento a través de nuestro pensamiento.  Podemos plantearnos reflexiones de este tipo:

  • ¿Cómo es posible que yo coma esa rebanada de pastel, con lo que me cuesta bajar de peso?
  • ¿Es que las ganas por comer ese pastel van a poder más que yo?
  • Yo tengo el control de mi vida y lo que ingiero y, por esta vez, no voy a ceder ante el antojo.
Si quisieras conocer otras tácticas sobre cómo evitar los antojos puedes leer este artículo:




Engañar al antojo


En caso de que la táctica de la confrontación no funcione, entonces engaña al antojo; cede pero solo en lo que se refiere a masticar algo, a ingerir algo. No te vas a llevar a la boca esa rebanada de pastel que tanto te apetece, pero si algún otro bocadillo.

Para engañar al antojo puedes hacer lo siguiente:

  • Masticar y consumir zanahorias. No las partas; toma una, dos o las piezas que quieras y mastícalas, saborealas e ingiéralas. Te aseguro que después de comer más de 2 zanahorias, el antojo se habrá echado a correr, con este engaño.
  • Comer una manzana. Esta fruta, al igual que la zanahoria contiene mucha fibra, por lo que, luego de consumirla, habrán desaparecido las ansias por comer algo dulce, salado o frito. Trae siempre contigo una manzana, para darle un puntapié al antojo.
  • Comer 1 o 2 chayotes. Estos tienen pocas calorías, pero la cantidad de fibra que poseen te quitarán el deseo por algún alimento que te hace engordar o perjudica tu salud.
  • Consumir otro tipo de tubérculo como papa, camote morado, camote amarillo o jícama. Estos tubérculos tienen mucha fibra y carbohidratos, por lo que aparte de quitarte el deseo por el antojo, te darán mucha energía para realizar tus actividades.


La táctica del vaso de agua


Cuando no puedas engañar al antojo, quizá porque no tienes al alcance esos alimentos recomendados para engañar y desaparecer los antojos por algo dulces, salados o fritos, puedes realizar lo siguiente:


  • Consume un vaso de agua, a sorbos, no de un jalón. Esto apaciguará en parte el deseo por algún tentempié perjudicial para tu figura y salud.



Beber agua helada


Beber agua helada es otro de los trucos eficaces respecto a cómo evitar los antojos. Se trata simplemente de poner dos o tres trocitos de hielo en un vaso y llenarlo de agua, esperar a que el líquido se enfríe y hay que tomarlo a sorbos. Después de beber el agua helada, el antojo se habrá ido. Creeme, funciona. Yo practico este truco para espantar no solo el antojo, sino el hambre.


Cómo evitar los antojos: lo que no debes hacer


Si quiere desaparecer las ansias por comer algo dulce, salado o frito, entre comidas, no debes hacer lo siguiente:
  • Masticar chicle. Esto hará que tu estómago trabaje "en vacío" y te producirá gases al poco tiempo y, a largo plazo, si esta práctica la haces con regularidad, podría producirte gastritis.
  • Estar cerca de los alimentos que deseas. Si permaneces cerca a los deseos, terminarás por sucumbir. Aléjate de la tentación.

Últimas palabras

Como hemos observado, solo duran 5 minutos los antojos por alimentos dulces, azucarados, fritos o de otro tipo pero que son perjudiciales para tu buena figura y salud. Estos trucos y sugerencias para no rendirse ante los deseos por alimentos que nos perjudican aquí expuestos, considero que son de gran ayuda. ¿Pero tú qué opinas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias, por contactarnos. En breve le responderemos.

No Te Pierdas Mis Trucos y Consejos Para Adelgazar. ¡Apúntate Ya, Aquí!↓

Duda, Comentario o Consulta, Hazla Ya Aquí

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *